Adrián, sobresale en la negra primavera

Artista: Adrián 

Canción: Negra Primavera.

A diferencia de mucha gente a la que le he dedicado letras y oídos para hacer una reseña  o escribir la opinión que me merece su música, hay que resaltar que la música de este señor, en la vida, la había oído, es más, muy poco había sabido de él, aparte de verlo en varios conciertos de bandas locales acompañado de muchos artistas, hablando duro y en otras oportunidades meditabundo, en silencio, mirando el vacío.

Adrián es a quién me refiero, un chico de la ciudad de Medellín y al que se le ve un gran empeño en lo que hace. No tengo su música, porque es relativamente nuevo para mí, solo lo que he podido escuchar en sus videos de Youtube y lo que pude ver en el concierto de relanzamiento del primer disco de Tr3s de corazón. Y allá es a donde quiero llegar.

Cuando supe que Adrián iba a abrir el concierto, sentí miedo. Porque pese a moverse en una escena rockera, era completamente desconocido y sobre todo, su música, tal vez no esté dirigida para el público que se encontraba esa tarde-noche de sábado en el Teatro Lido.

Tal vez con timidez o con algo de susto, salió al escenario, sus músicos silenciosos y ansiosos se pusieron los instrumentos, Adrián también. “Esto es Adrián” gritó el bajista, viejo conocido del rock local y que pasó desapercibido hasta su presentación luego. Pero luego de sonar el primer riff las ansias y hasta esos nervios, se transmitieron en seguridad y una presentación que a mi personalmente me sorprendió.

Letras profundas, muy profundas, que buscan hurgar corazones o criticar de maneras muy diferentes a las que ya estamos acostumbrados con el rock nacional. Tal vez una inyección de letras que acá hacían falta y que narran con crudeza situaciones sociales y sentimentales que a cualquiera nos pueden pasar y que con una influencia de sonido característico de bandas argentinas, se hace disfrutar.

La puesta en escena es demasiado limpia, sencilla, pero emocionante, la conexión con el público gigante y el sonido es de muy buena calidad. Y al decir esto me refiero a que, lo que vi en vivo es semejante a lo que se puede escuchar en la grabación de estudio. Sin esfuerzos en la voz por tratar de sonar igual, otro punto a favor, y que muestra un gran trabajo.

Al final del concierto de Adrián se escuchó un estruendoso aplauso, yo hice el mío reconociendo el gran trabajo de este muchacho, la otra gran mayoría del teatro, lo hizo así porque se venía el plato fuerte, es más durante el momento en escenario, se escucharon rumores de que lo bajaran, pero el respeto, predominó y lo aplaudieron en cada canción, en silencio. Cosa que demostró que ese tal vez no era el público de él.

Si de pronto usted estuvo en ese concierto y vio a Adrián pensando en bajarlo del escenario, por las ansias que tenía de escuchar a Tr3s de corazón, déjeme decirle que estaba tras de mí y que lo odié por no darle la oportunidad a otras personas para que sobresalgan y que le agradezco porque por personas como usted hay tanta intolerancia en esta ciudad con respecto a la música y siempre se escuchan críticas como “es que siempre las mismas bandas”. Pues bandas hay muchas y de muy buena calidad, el problema es que personas como usted no deja que ellas se suban a un escenario a mostrar su trabajo, porque desde que los ve arriba de la tarima les tira tres botellas.

Sin embargo, si usted fue como yo y en silencio escuchó la música de Adrián, o conversando con sus amigos, bienvenido a este grupo, y espero que algo haya digerido de la música de este joven que hizo una gran apuesta y que si sigue haciendo las cosas como las está haciendo, marcará un hito en la música local, porque está haciendo música que en esta ciudad, desde hace mucho tiempo, muy pocos se habían atrevido a hacer, porque los radicalismos que nos absorvieron, llevaron a que muchos se llevaran su música para otro lado.

A Adrián, si llega a leer esto, simplemente un gracias por seguir colaborando a la difusión de la música de esta ciudad, a la apertura de los oídos de muchos y sobre todo, por atreverse a contar historias que se nos meten bajo la piel y nos hacen sentir. Porque su música más que para bailar y brincar, es para sentirla.

Share this Story

Related Posts